En-las-ventas-la-edad-si-importa-igual-que-con-el-Whisky-Sabe-de-Ventas-Blog-Alejandro-Peñaloza

Hace un par de años, uno de mis clientes me pidió el favor que lo ayudara a encontrar un buen vendedor, es decir, (desde su perspectiva) que tuviera excelente record de ventas, preferiblemente en la industria de Tecnología de Información y que no necesitara mucho coaching. Recuerdo que me dijo algo asi como …….Alejandro, en pocas palabras necesito un vendedor que ya esté formado y que tenga experiencia.

Como parte de mis servicios de Oficina de Coaching de Ventas lo ayudé en el proceso y, después de buscar por algunas semanas y entrevistar a varios candidatos, le sugerí que contratara a un profesional de ventas que tenía más de 45 años de edad y vasta experiencia en ventas. Al principio me pareció algo normal, pero desafortunadamente no lo fue.

No pueden imaginar la resistencia que tuve que vencer dentro de la empresa. Muchas personas se opusieron a dicha contratación y, para mi sorpresa, el personal de RPHH me argumentaba con cosas como: «somos una empresa joven y el no calza en nuestra imagen», «él no tiene la energía requerida para trabajar en esta empresa» «él nunca va a dedicar el tiempo suficiente», «él no logrará entrar en la cultura de la empresa», «él va a tomar un montón de días de permiso por enfermedad», «él está sobre calificado», etc. etc. etc. Sin embargo, me sorprendió más que nadie dijera que era demasiado viejo. Todos fueron «políticamente correctos», tal vez por mi edad…jajajaja.

Actualmente, un par de años después de ese episodio, todavía estoy algo impresionado y hasta molesto por esas observaciones que me dieron. Tuve que hablar directamente con el Gerente General de la empresa y poner mi cabeza bajo la guillotina para que lo contrataran. Haciendo el cuento corto, hoy resulta que ha sido una de las mejores contrataciones de la empresa. Todos han aprendido de él. Ha hecho una gran diferencia para la compañía. Y los resultados, ni les cuento…….2 años superando el 100% de sus objetivos de ventas.

Eso me hace pensar que a los profesionales de ventas que tengan una edad superior a 45 años y con mucha experiencia, debemos dejar de llamarlos «sobre-calificados» o «por encima de lo que necesitamos». En su lugar, les propongo usar cualquiera de estos calificativos: «muy experimentado», «alguien que puede hacer una gran diferencia en nuestra empresa», «alguien del cual podemos aprender debido a su experiencia»

¿Qué opinas?

Saludos y hasta la próxima semana.